‎” y nuevamente estoy aquí:
con los párpados pesados
conteniendo una angustia carnicera.
viviendo al fin y al cabo por amor al prójimo
por caridad.
Morir de pena siempre es una opción
morir de risa una utopía mentirosa”